Pueblos Indígenas solicitan a Alfredo Ramírez entregue presupuesto directo

0
81

Morelia, Michoacán.- En el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el Consejo Supremo Indígena de Michoacán #CSIM, consejo que aglutina autoridades de 60 comunidades originarias solicitó al Gobernador Electo Alfredo Ramírez Bedolla, que desaparezca la Comisión Estatal para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CEDPI) y entregue el presupuesto directo estatal para que sea administrado por las autoridades indígenas.

Manifestaron que los pueblos originarios se encuentran en una pobreza sistémica, toda vez que según las propias estadísticas oficiales, entre los años de 2018 y 2020, el porcentaje de la población hablante de una lengua indígena en situación de pobreza aumentó de 75.8% a 76.8%, de igual forma, la pobreza extrema en la población de las comunidades originarias incrementó del 35.1% a 35.7% (Fuente: CONEVAL 2021). Así mismo, 8 de cada 10 viviendas en las que habita una persona indígena mantienen rezago habitacional, el 19.9% carece de servicios de agua, el 24.6% no tienen drenaje y el 13.9% de las viviendas mantienen pisos de tierra (INEGI 2015). Finalmente, el 40.3 % de la población indígena mayor a 12 años han sufrido actos de discriminación y el 29.2% padecieron incidentes de negación de derechos (ENADIS 2017).

Aunado a lo anterior, denunciaron que desde el inicio de la pandemia por el COVID-19, el Gobierno federal ha reducido más del 70% del presupuesto del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y en Michoacán, el presupuesto de la CEDPI se ha disminuido brutalmente, pasando de 114 millones asignados en el 2014, a 24 millones destinados para este 2021 (Periódico Oficial del Estado 31/Dic/2020), por lo que calificaron a la CEDPI como una institución fallida y elefante blanco que únicamente sirve para pagar altos salarios de la burocracia indígena.

Declararon que el presupuesto estatal reservado para atender las necesidades de las comunidades indígenas del 2014 a la fecha, no ha alcanzado ni siquiera el 0.3% del total del presupuesto estatal, cuando en la entidad hay 150,180 personas que hablan una lengua indígena (INEGI 2020), lo que equivale al 3.16 % del total de la población de Michoacán, por lo que expusieron que a los pueblos originarios de la entidad, les corresponde por ley y por número de habitantes el 3.16% del total del Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado, es decir, les corresponde de conformidad con su número de habitantes el total 2,389,482,829 pesos y no los “miserables” 24 millones que percibe actualmente la CEDPI.

En el Día Internacional de los Pueblos Indígenas solicitaron públicamente al nuevo Gobernador Electo de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, que desaparezca el “elefante blanco” que es la CEDPI y que entregue en correspondencia con su número de habitantes, el Presupuesto Directo Estatal a las autoridades de las comunidades indígenas para sea administrado directamente por ellos.

Argumentaron que el presupuesto directo estatal para los pueblos y comunidades originarias es una deuda histórica que tarde o temprano deberá de saldarse.

Finalmente, concluyeron que las comunidades originarias continúan resistiendo y luchando por la defensa de los bosques, la autonomía, el territorio y los derechos colectivos y que la autonomía indígena y el presupuesto directo llegaron para quedarse.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here